Cámara hiperbárica, una bocanada de puro oxígeno

  • por
camara hiperbárica de idunacenter

Si Cleopatra se daba baños de leche de burra como método de belleza y antioxidante, hoy un baño de oxígeno puro transforma tu salud integralmente. Si has sufrido una intervención quirúrgica o una lesión, puedes acelerar los procesos de cicatrización y recuperación de forma meteórica gracias a esta terapia. Si tu rehabilitación pudiese comenzar antes, el proceso sería menos doloroso y, obviamente, mucho más rápido. Hoy la medicina y, entre otras, la traumatología, se han revolucionado gracias a los logros de aplicar oxígeno. En la actualidad son casi innumerables sus indicaciones médicas.

Cámara hiperbárica, una bocanada de puro oxígeno
Cámara hiperbárica, una bocanada de puro oxígeno

Los pacientes que lo han probado, no entienden cómo en casa no tenemos cada uno una cámara hiperbárica. Así de contundentes son sus beneficios, y los profesionales médicos lo avalan. 

Por ahora la opción más común y más barata es acudir a clínicas como el Instituto Madrileño de Traumatología IMTRA para recibir aquí las sesiones de ‘oxigenoterapia´, y por supuesto las recomendaciones y los consejos de su personal médico experto. Lo que no cabe duda es que cuando se aplica de manera profesional, todos los pacientes confiesan que los progresos médicos y de recuperación que se logran gracias a esta terapia, son muy notables. “Ya nunca olvidarás lo rápido y eficaz que fue.” La cámara hiperbárica es una bocanada de puro oxígeno con casi innumerables aplicaciones.

El doctor Enrique Galindo Andújar lleva años utilizando este tratamiento en Madrid para la recuperación de intervenciones quirúrgicas y patologías, y sabe prácticamente el 100% de los pacientes que han comprobado los efectos de la cámara hiperbárica, no solo lo recomiendan, si no que repetirían.

Oxígeno Antioxidante Celular

No es un instrumento médico demasiado popular ni es muy conocido por la gente. Hay quien al escuchar hablar de oxigenoterapia lo relaciona incluso con herramientas de salones de belleza, tratamientos estéticos o antienvejecimiento. Y no van del todo desencaminados porque la lucha del oxígeno contra el envejecimiento es transversal y multidisciplinar.

El oxígeno no solo ayuda a reducir arrugas visibles, sino también en aquellos tejidos más ocultos. La oxigenoterapia hiperbárica es, como indica su nombre, un tratamiento hiper de oxígeno puro y en una presión bárica diferente a la habitual del ambiente ya que se realiza en el interior de una cámara presurizada. El conocido como ‘huevo presurizado’ es para muchos “una bocanada de puro oxígeno.”

 La oxigenoterapia hiperbárica es una modalidad en la que el paciente se introduce en una cámara donde se recrea una presión atmosférica con oxígeno puro durante unos 60-90 minutos en cada sesión. De esta forma se aumenta la cantidad de oxígeno en las células porque se disuelve en el plasma sanguíneo.

  • Se mejora la circulación y se favorece la creación de nuevas redes de capilares sanguíneos reduciendo edemas causantes de vasoconstricción
  • se aumenta la elasticidad de la membrana del eritrocito y se limita así la agregación de plaquetas y leucocitos.
  • colabora en la descomposición de sustancias nocivas derivadas de un metabolismo deficiente, aumentando la eficiencia energética del cuerpo.

¿Qué es la Oxigenoterapia Hiperbárica OHB?

Básicamente el tratamiento de oxigenoterapia hiperbárica es respirar aire con una concentración de oxígeno muy superior a la habitual, gracias a la recreación de un ambiente cerrado herméticamente donde se introduce el paciente.

¿Posee tantos beneficios como se le atribuyen?

Cuando un término, producto o concepto se pone en boga en nuestra sociedad ‘snob’ es difícil que no se hagan también virales sus falsos mitos, leyendas o poderes casi mágicos; y cuando hablamos de salud y de medicina, el mejor antídoto es  acudir a los profesionales para evitar ‘crecepelos del siglo XXI’. La oxigenoterapia tiene enormes beneficios para muchos problemas de salud, pero desafortunadamente, no se ha demostrado científicamente que minimice efectos del cáncer, la diabetes o en la fibromialgia.

Desde luego en belleza sí tiene numerosas aplicaciones con resultados admirables, y en la recuperación de tejidos dañados por lesiones o por intervenciones quirúrgicas, es uno de los tratamientos que lograr mejores y más rápidas recuperaciones.

Su aplicación puede ser recomendada de manera habitual como parte de un tratamiento a medio o largo plazo, o puede indicarse una o varias sesiones puntuales  en función de los resultados que se busquen, ya que básicamente ayuda a aumentar el paso de oxígeno al torrente sanguíneo.

Para mejorar su aspecto o luchar contra el envejecimiento muchas celebrities se han servido de las propiedades de la oxigenoterapia para su piel principalmente, como Beyoncé o muchos presentadores de televisión españoles.

Rendimiento deportivo

Hace años, la cámara hiperbárica se hizo conocida de la mano de deportistas como el exfutbolista y excapitán del Real Madrid, Raúl González Blanco, de quien se decía que había instalado una de estas cabinas herméticas en su casa y contaban algunos periodistas deportivos que su excelente rendimiento en el campo y su longevidad deportiva se debían a que dormía dentro de esta cápsula respirando altos niveles de concentración de oxígeno. La buena prensa de este complemento a los entrenamientos del futbolista madrileño, que le servía para “trabajar mientras dormía”, sirvieron para dar a conocer un sistema muy poco conocido hasta entonces en España.

“Raúl duerme en una cámara especial para ganar resistencia”

https://www.elperiodicodearagon.com/noticias/deportes/raul-duerme-camara-especial-ganar-resistencia_366023.html

“Raúl o el secreto de la eterna juventud”

https://www.20minutos.es/deportes/noticia/raul-forma-secretos-308376/0/

“Duerme en una habitación de su casa que simula estar a 2.000 metros de altura sobre el nivel del mar. Con su cuerpo acostumbrado a la altura su rendimiento físico ha mejorado notablemente”. Entonces comentaban los analistas deportivos “Raúl está al nivel de sus mejores tiempos y todo el mundo anda sorprendido de lo fuerte que está físicamente cuando ya ha cumplido los 30 años. ¿A qué se debe el resurgimiento de Raúl? A finales de 2005 se lesionó la rodilla y estuvo casi 6 meses parado. Ese fue un punto de inflexión muy importante, decisivo, para encontrar al nuevo Raúl. Esa ‘parada en boxes’ le sirvió para remodelar su machacado cuerpo, desgastado tantos años y tantos kilómetros…”

Más ejemplos de deportistas de alto rendimiento

“Rafa Nadal también se mete en la ‘burbuja de aire’ para recuperarse físicamente”

http://www.rtve.es/deportes/20110921/rafa-nadal-tambien-se-mete-burbuja-aire-para-recuperarse-fisicamente/463040.shtml

“La curiosa arma secreta de Novak Djokovic: una cámara hiperbárica”

https://www.wsj.com/articles/SB10001424053111904583204576546993841507006

Muchos de los tipos de oxigenoterapia hiperbárica tienen aplicaciones con excelentes resultados en el rendimiento físico o en la recuperación de la fatiga y sobreesfuerzos para deportistas de cualquier nivel.

Rafa Nadal en redes sociales reconocía abiertamente «Quiero dar las gracias por dejar que estos días me pueda recuperar en una burbuja de aire puro, que me ha ayudado mucho». Y no fue el único tenista o deportista español de élite que buscó los beneficios de ese oxígeno libre de contaminación, bacterias, virus o alérgenos; entre otros Feliciano López, Fernando Verdasco, David Ferrer, Marcel Granollers, Novak Djokovic o pilotos como Valentino Rossi y la catalana Laila Sanz lo han reconocido públicamente.

Según The Wall Street Journal, Djokovic se recuperaba de los intensos partidos gracias a su cámara de oxígeno en forma de huevo y lograba con ella hacer crecer su número de glóbulos rojos. Por tanto del ácido láctico en sangre, aunque la recuperación muscular a priori pasaba inadvertida.

Con sesiones de entre 60 y 90 minutos, los atletas profesionales no necesitan realizar como hace años, entrenamientos en altura para favorecer y estimular sus glóbulos rojos. Ahora el nivel aumenta unas 15 veces en el torrente sanguíneo del deportista.

¿Cómo funciona en nuestro organismo?

Habitualmente cuando respiramos oxígeno puro a una presión por encima de 1.4 ATA, se consigue, según la Ley de Henry, un incremento importante del oxígeno disuelto en el plasma. Para hacernos una idea del incremento debemos pensar que cuando respiramos aire la Presión Parcial de Oxígeno (PpO2) en sangre arterial es de unos 90 mm de Hg. Cuando respiramos oxígeno puro durante el tratamiento en cámara hiperbárica, esta PPO2 puede llegar a ser de hasta 2000 – 2400 mm de Hg a 3 ATA. Con este aumento importante del transporte de oxígeno podemos conseguir que aquellas áreas del organismo que estén en hipoxia (falta de oxígeno) y que no pueda ser corregida de otra manera, se beneficien de este oxígeno y puedan poner en marcha las rutas metabólicas y aquellos mecanismos fisiológicos deprimidos por la situación de hipoxia.

Indicaciones médicas comprobadas

La acción terapéutica de la oxigenoterapia hiperbárica ha demostrado casi innumerables aplicaciones. Entre otras indicaciones es útil para favorecer la difusión del oxígeno de los capilares a las células, por lo que la oxigenaterapia hiperbárica está también indicada en las situaciones o patologías con hipoxia tisular.

Otras patologías y sus efectos

  • Quemaduras y/o trasplantes; en la reparación del tejido lesionado.
  • Oxigenación cerebral: aumenta la concentración y eleva la recuperación de un esfuerzo al oxigenar la mente.
    • Sistema inmunológico: fortalece el sistema inmunitario natural.
    • Rendimiento deportivo: reduce el tiempo de recuperación muscular, aumenta la oxigenación mental
    • Sobreesfuerzo deportivo: equilibra los déficits de oxígeno del sobreentrenamiento.
    • Lesiones deportivas: reduce cicatrización, hinchazón y edema.
    • Estética: Aumenta los antioxidantes y reduce el envejecimiento celular.