Prótesis de Cadera

prótesis de cadera

Cuando una persona viene padeciendo dolor en la articulación de la cadera desde hace tiempo, y los tratamientos preventivos ya no surten efecto, puede que haya llegado el momento de consultar con el médico especialista la posibilidad de optar por una prótesis de cadera. Está comprobado que la cirugía de colocación de prótesis de cadera ha sido una de las más exitosas del siglo pasado; y en lo que va del siglo XXI, esta tendencia no ha hecho más que consolidarse.

¿Qué significa esto? Que la tasa de recuperación de los pacientes es muy alta luego de la cirugía, y que no ha sido necesario volver a operar.

Considerar la Prótesis de Cadera

Cuando llega el momento del planteo de la posibilidad de la cirugía de colocación de prótesis de cadera, es porque el dolor y la situación invalidante respecto de muchas actividades de la vida cotidiana ya han llegado a un punto extremo.

En la consulta con el médico, el paciente debe poder despejar todas las dudas que tenga, y el médico tiene la obligación de informarle acerca de cómo va a ser todo el proceso desde el preoperatorio hasta el momento del alta definitiva. Este camino puede llegar a durar aproximadamente 12 meses.

Recuperación Luego de la Cirugía

Un aspecto muy importante a tener en cuenta por el paciente es que va a necesitar asistencia de un familiar o profesional durante las primeras semanas de convalecencia, por lo tanto, deberá organizarse para asegurarse la ayuda necesaria. Existe un gran porcentaje de probabilidad de que el paciente recuperará su vida normal; sin embargo, hay situaciones y actividades que no podrá realizar de la forma que en las venía haciendo antes de empezar con los problemas de cadera.

La colocación de la prótesis de cadera va a aliviar muchísimo los dolores y devolverá la mayor parte de la movilidad a la articulación, pero el paciente deberá entender que habrá movimientos que ya no podrá realizar de la misma forma que los hacía antiguamente.

La recuperación comienza en el mismo momento que se termina la cirugía y el paciente es llevado a la habitación. Cuanto antes empiece a darle movilidad a la zona, hará que el proceso vaya por los carriles normales. Gracias a las nuevas técnicas menos invasivas, se estima que el paciente puede llegar a irse a su domicilio incluso el mismo día de la cirugía, aunque puede que algunos necesiten 1 a 2 días para recibir el alta.

El proceso de recuperación debe ser respetado en su totalidad para obtener los resultados esperados.

Cuándo es Necesaria una Cirugía

Los motivos de la necesidad de colocación de una prótesis de cadera pueden ser muchos; el factor de la edad es uno de ellos, ya que el desgaste de la cabeza del fémur es el motivo más común para necesitar esta cirugía.

Pero existen otras causas para necesitar reemplazar la cadera:

  • Artritis reumatoide. Esta condición es una inflamación que daña el cartílago protector, haciendo que el roce entre huesos sea mayor y como consecuencia se produzca un desgaste importante de la articulación.
  • Artrosis. En este caso, el cartílago se daña, y como consecuencia, los huesos se rozan y se desgastan.
  • Osteonecrosis. Una mala circulación puede debilitar los huesos, produciendo microfracturas y provocando la dislocación de la articulación.

A pesar de esto, el reemplazo de cadera se está realizando en pacientes cada vez más jóvenes, debido a las nuevas técnicas y materiales, que prometen resultados excelentes.

Resultados

Si el paciente es de edad adulta, seguramente no necesite volver a cambiar la prótesis durante toda su vida; pero en el caso de pacientes más jóvenes seguramente deban necesitar reemplazar la prótesis por una nueva en aproximadamente 10 años, ya que la actividad hará que se vaya desgastando. Las personas que se han sometido a esta operación generalmente han podido recuperar una vida donde el dolor no está presente y donde las situaciones del día a día no significan un desafío o una imposibilidad.

La medicina avanza permanentemente, y esto significa que los tratamientos son menos invasivos y dolorosos, y que los procesos de recuperación se han acortado considerablemente; pero siempre hay que respetar todos los pasos del proceso para que los resultados sean positivos y duraderos.