Dolor de cadera en adulto joven

Dolor de cadera

El dolor de cadera no es solo una afección que viene con la edad, sino que también puede manifestarse tanto en hombres como en mujeres jóvenes de entre 17 y 45 años. Se estima que entre el 3% y el 6% de la población mundial padece esta condición. Y las estadísticas muestran que se manifiesta en mayor medida en personas de raza blanca por sobre otras razas.

Es Importante No Ignorar el Dolor

El dolor de cadera es una condición que suele ser menospreciada hasta que el dolor se hace demasiado intenso. Es muy importante tomar conciencia de que un dolor en la zona de la cadera puede ser síntoma de algún otro tipo de dolencia más compleja, la cual es necesaria que sea tratada a la mayor brevedad por un profesional.

En una persona joven, ya sea que practique actividad deportiva de forma habitual, así como si se trata de una persona con hábitos de vida sedentarios, el dolor de cadera afectará significativamente su calidad de vida.

Cómo Se Manifiesta

El dolor en la zona pélvica se manifiesta de varias maneras, dependiendo del tipo de lesión que sea. Puede suceder que se ubique a la altura de la ingle o que irradie hasta la mitad de la pierna. También puede ocurrir que afecte la cintura y la parte baja de la espalda.

Cada uno de estos síntomas puede llegar a dar una primera idea del alcance de la lesión que está generando el dolor.

Causas del Dolor de Cadera

Además de enfermedades subyacentes y antecedentes familiares, también existen otros factores que pueden generar dolor en la cadera:

  • El exceso de peso – Cuando la cadera debe soportar un peso excesivo, termina sobrecargando la articulación, desgastándola y generando dolor.
  • Movimientos bruscos – En la práctica deportiva a veces se realizan movimientos intensos que involucran desplazamientos.
  • Sedentarismo y mala postura – Cuando se pasa mucho tiempo sentado en la misma posición, la cadera soporta mucha carga y puede generar inflamación y dolor en la zona.

Tratamientos para el Dolor de Cadera

El tratamiento para combatir el dolor de cadera dependerá del resultado de los estudios y el diagnóstica, ya que estos serán los que determinen las causas de la molestia.

Sin embargo, algunos de los tratamientos más comunes consisten en tratar el dolor con:

  • Analgésicos
  • Fisioterapia
  • Ejercicios de rehabilitación
  • Cirugía, en casos extremos

Cómo Prevenir el Dolor

Existen algunos hábitos saludables que pueden ayudar a prevenir y combatir los primeros síntomas del dolor de cadera, especialmente cuando no existen enfermedades u otros problemas que lo causan:

Realizar actividad física siguiendo ciertas recomendaciones

Es importante evitar realizar ejercicios que fuercen la flexión y la rotación interna. Deportes como la natación y el ciclismo son muy aconsejados, ya que además de fortalecer la musculatura de la zona pélvica, evitan sobrecargar el peso sobre la cadera. Estirar correctamente los músculos y ligamentos también ayudará a mantener la elasticidad.

Mantener un peso saludable

Si es posible evitar el sobrepeso, la cadera agradecerá no estar sobrecargada. Además, la obesidad es la causa de muchas otras afecciones que incluyen los órganos vitales más importantes.  

Una correcta postura en el estudio y en el trabajo

Esto ayudará a mantener la cadera relajada. Sentarse en sillas altas para evitar la flexión excesiva de la cadera, con los pies separados y bien apoyados en el suelo. También es importante levantarse y caminar cada cierto tiempo para reactivar la circulación de las piernas.

¡A Tener en Cuenta!

Estos consejos son aplicables para aquellas personas que están experimentando dolores leves, o molestias. En el caso de persistir estos síntomas, o de que incluso aumenten los dolores, y que estos no mermen con el descanso y la medicación adecuados, será necesario recurrir a la mayor brevedad a un médico especialista en este tipo de dolencias.

Conclusión

El dolor de cadera en un adulto joven no debe ser tomado a la ligera, ya que es una molestia que puede estar avisando sobre una condición mucho más seria y que puede derivar en situaciones más complejas. En los casos más graves, a veces es necesaria una cirugía. Pero hay que saber que la colocación de una prótesis para reponer la articulación desgastada no necesariamente significa el abandono de la práctica activa de actividades recreativas o deportivas.

Por otro lado, para prevenir el dolor superficial donde no existe una enfermedad o afección grave, es importante seguir las recomendaciones anteriormente mencionadas, sin dejar de prestar atención a la falta de resultados positivos y evitando no automedicarse. Los buenos hábitos posturales y una alimentación saludable son los pilares fundamentales para combatir y evitar el dolor de cadera en los adultos jóvenes.