Guía práctica para pacientes con Prótesis Total de Cadera

  • por

La articulación de la cadera es muy estable y en ella se relacionan la cabeza esférica del fémur y la cavidad cotiloidea o acetábulo del hueso coxal. Estas dos estructuras que la forman, están muy adaptadas la una a la otra, lo que confiere una gran estabilidad a la articulación y encajan a la perfección, ayudándonos a mantener el equilibrio y soportar nuestro peso en los movimientos que se realizan. Cuando los distintos componentes de la cadera se deterioran por desgaste, traumatismo, enfermedad inflamatoria, etc., se presentan síntomas que llegan a incapacitar cada vez más, como son dolor severo, rigidez articular, inflamación crónica, etc.

Síntomas habituales

En esta guía práctica para pacientes con prótesis total de cadera desgranamos las fases de este proceso quirúrgico. En una primera fase del daño articular, se intenta aliviar el dolor con medicamentos analgésicos, antiinflamatorios, rebajando el sobrepeso, utilizando apoyos como bastón/muleta y/o realizando ejercicios de rehabilitación. Si los síntomas se agravan y el estado articular de la cadera empeora, poco a poco la persona se ve cada vez más limitada, incluso para las actividades básicas de la vida diaria. Ante esta situación, se plantea la sustitución de la articulación de la cadera por una prótesis, los objetivos que se buscan con ello, son:

• Alivio del dolor.

• Recuperar la movilidad de la articulación de la cadera.

• Conservar la movilidad y estabilidad articular.

• Recuperar la mecánica articular.

Anatomía de la articulación de la cadera. Guía práctica para pacientes con Prótesis Total de Cadera IMTRA
Articulación de la cadera

¿En qué patologías se implanta una prótesis de cadera?

Los dolores (generalmente en la ingle) y la rigidez de la cadera suelen ser una consecuencia de la artrosis en dicha articulación. Esta enfermedad provoca que los huesos se rocen mutuamente de forma dolorosa. A medida que el dolor y la rigidez aumentan, se dificultará más realizar muchas actividades, incluso algo tan sencillo como caminar, puede resultarle muy doloroso. en esta guía práctica para pacientes con Prótesis Total de Cadera se enumeran algunas situaciones y patologías donde se recomienda el reemplazo total.

La prótesis de cadera se implanta en pacientes con:

Artrosis (osteoartritis, artritis degenerativa, etc.). Consiste en un proceso de destrucción progresiva del cartílago dentro de la articulación, los huesos se friccionan uno contra el otro, causando dolor e inflamación.

Cadera con Artrosis. Guía práctica para pacientes con Prótesis Total de Cadera IMTRA
ARTROSIS EN LA CADERA

Artritis Reumatoide. Enfermedad autoinmune, en la cual se producen cambios químicos en la sinovial (membrana interna de la articulación) lo que produce inflamación. Como consecuencia el líquido sinovial lleva a la destrucción del cartílago articular, produciendo dolor y rigidez.

Artritis post-traumática. Se presenta tras un traumatismo o lesión articular, dando lugar a secuelas. Ello conduce a un mayor desgaste de las superficies articulares.

Enfermedades congénitas de la cadera (displasias)

Necrosis avascular de la cabeza del fémur (pérdida de vascularización en la cabeza del fémur)

Fractura de cadera.

Tumores óseos.

Descripción de una Prótesis Total de Cadera (PTC)

La prótesis total de cadera es un reemplazo o artroplastia de cadera, y consiste en sustituir por un implante las superficies que componen la articulación de la cadera. Debido a la estructura que tiene la cadera es necesario colocar:

• Una cúpula metálica (cotilo o componente acetabular) que se encaja en el hueso coxal (pelvis).

• Una cúpula de polietileno de alta densidad o cerámica que permite la movilidad suave de la cabeza protésica sobre el acetábulo sin roces.

• La cabeza esférica (puede ser metálica o de cerámica).

• Vástago femoral que se introduce dentro del fémur y estabiliza totalmente la cabeza protésica

Complicaciones más frecuentes

Como toda cirugía tiene sus riesgos, las complicaciones más frecuentes, se pueden clasificar:

A corto plazo: las generales de toda intervención quirúrgica como infección de la herida, tromboembolismo, hemorragia, mala cicatrización de la herida, infección a nivel de la prótesis, etc.

A medio plazo: el problema más frecuente es la luxación de la prótesis.

A largo plazo: el desgaste y movilización de los implantes. Por todo ello, es muy importante la colaboración del paciente y su familia, siguiendo las pautas que les damos, y evitar así riesgos.

¿Qué hay que hacer antes de la cirugía de Prótesis Total de cadera?

Una vez que el Traumatólogo le ha indicado que la solución a su problema es la sustitución de su articulación por una prótesis de cadera, hay que asegurarse que está en las condiciones adecuadas para poder someterse a la intervención. Por ello, hay que hacer unas pruebas preoperatorias:

Análisis de sangre, para descartar anemia, coagulación alterada, niveles de glucosa elevados, etc…

Electrocardiograma (estudio del estado cardiaco)

Radiografía de Tórax (para descartar problemas pulmonares).

Todas estas pruebas las valorará en consulta el Anestesista, el cual, tras realizarle un interrogatorio sobre sus antecedentes clínicos, cirugías previas, tratamientos actuales, etc., indicará si es posible realizar la intervención.

Si Vd. está tomando medicamentos que actúen sobre la coagulación (Sintrom®, Xarelto®, Pradaxa®, Eliquis®…), se le pautará la suspensión de este unos días antes de la cirugía y la administración de Heparina subcutánea o no.

Componentes de una Prótesis Total de Cadera

Unos días antes de intervenirle le realizarán, en el laboratorio del Hospital donde le vayan a operar, un análisis de sangre (no es necesario ir en ayunas), llamado Pruebas Cruzadas Pretransfusionales que sirve para identificar su grupo sanguíneo, así como compatibilidades, y para tener preparada sangre por si es necesario transfundirle tras la cirugía (no siempre es necesario).

Componentes de una prótesis total de cadera. Guía práctica para pacientes con Prótesis Total de Cadera IMTRA
COMPONENTES DE UNA PRÓTESIS DE CADERA

El Traumatólogo le explicará en qué consiste la intervención, los pros y los contras de la cirugía y le entregará un documento llamado “Consentimiento Informado”, donde se deja reflejada información sobre la cirugía que le van a realizar y riesgos que pueden surgir. Para poder ser intervenido, debe Vd. firmar ese documento (normalmente dos copias, una es para el Cirujano y la otra copia la debe entregar en el Hospital donde le van a operar) dando autorización para ser intervenido.

Antes de ser intervenido, le aconsejamos gestionar una serie de circunstancias que se le pueden plantear con la cirugía y conviene tenerlo resuelto antes:

o Debe gestionar, con tiempo, la autorización de la intervención quirúrgica con su aseguradora (Seguro Sanitario).

o Tras la intervención quirúrgica utilizará durante 1-2 meses muletas y/o andador. Conviene que se familiarice con esos dispositivos y que se acostumbre a caminar con su ayuda antes de ser intervenido.

o Después de la cirugía, permanecerá 4-5 días hospitalizado. Debe tener planificado a dónde se trasladará al alta hospitalaria, y quien le ayudará para las actividades normales de la vida diaria.

o Posteriormente debe acudir a consulta para valoración médica en varias ocasiones y necesitará medio de trasporte y acompañante.

o Debe organizar antes de la cirugía su hogar o sitio a donde se trasladará al alta hospitalaria, para mantenerse seguro y hacer su vida más cómoda.

Medidas de seguridad para la recuperación segura en casa

A continuación, se enumeran sugerencias para preparar su casa para una recuperación segura:

> Mueva los obstáculos tales como alfombras, cables y taburetes, fuera de su camino. Cree un camino claro y ancho desde el dormitorio hasta el baño y el salón, de modo que usted pueda desplazarse fácilmente con un andador o con muletas.

> Baño: es posible que sea necesario un asiento de inodoro elevado (de unos 10- 15cm) o un inodoro portátil por seguridad. Ambos proporcionan una mayor altura, aunque el inodoro portátil también tiene brazos y por lo general puede utilizarse directamente sobre el inodoro de su casa y también puede utilizarse en la ducha y sustituir a la silla de ducha (cuando pueda ducharse). Importante también son las barras de seguridad y superficies antideslizantes en la ducha.

> Asiento: se debe sentar en sillas altas que mantengan las rodillas más bajas que las caderas. Elija una silla alta con respaldo firme y recto con apoyabrazos, para facilitarle el levantarse. Agregue un almohadón o una manta doblada si necesita elevarse, pero evite sentarse sobre una almohada muy blanda. Además, evite sentarse en mecedoras o sillas reclinables.

> Otros riesgos: Los niños pequeños y las mascotas pueden representar un peligro para su seguridad después de la cirugía. Es posible que sea necesario enseñarles a los niños pequeños cómo interactuar con usted de manera que usted esté seguro. Si tiene mascotas, haga arreglos para mantenerlas en otra área de la casa cuando usted llegue.

> Acceso a los objetos. Para evitar estirarse o inclinarse, mantenga los objetos de uso frecuente al alcance de la mano, especialmente en la cocina, el baño y el dormitorio, por ejemplo, alimentos, medicamentos, teléfono. Es una buena idea llevar el teléfono móvil con usted en todo momento durante su recuperación.

> Escaleras: Considere la instalación de barandillas en las escaleras o asegúrese de que las existentes sean seguras. Cuando pueda utilizarlas necesitará apoyarse firmemente.

Recomendaciones antes de la prótesis de cadera

Antes de la cirugía conviene mantener costumbres de vida saludable para llegar a la intervención en las mejores condiciones:

§ Hacer ejercicio diario dentro de sus posibilidades (caminar todos los días, tabla de ejercicios supervisado por expertos, etc.), el sedentarismo (falta de actividad física) atrofia la musculatura y enlentece su recuperación.

§ Tabaquismo. Fumar causa problemas respiratorios y aumenta el riesgo de complicaciones médicas (aumenta el riesgo de infección y la aparición de coágulos de sangre después de la cirugía). Si usted fuma, le animamos a dejar de fumar o al menos un par de semanas antes de la cirugía (o disminuir el numero de cigarros).

§ Dieta y nutrición:

§ Una alimentación saludable y una nutrición adecuada antes de la cirugía ayudan al proceso de cicatrización. Es muy importante el aporte de proteínas (pescado, carnes, legumbres, huevos y nueces).

§ Beba abundante líquido y manténgase hidratado.

§ Aliméntese con más fibra de lo habitual para ayudar a evitar el estreñimiento (a menudo causado por medicamentos para el dolor). Los alimentos que contienen fibra incluyen maíz, guisantes, judías, aguacate, pan y pasta integral, brócoli, almendras.

§ Consuma alimentos ricos en hierro, como carne roja magra, verduras de hoja verde, mejillones, pasas y ciruelas pasas.

§ Coma alimentos ricos en vitamina C para ayudar al cuerpo a absorber el hierro. Los alimentos que son ricos en vitamina C incluyen naranjas, kiwi, melón y tomate.

§ Asegúrese de estar recibiendo suficiente calcio que es necesario para mantener los huesos fuertes. Los alimentos que son ricos en calcio incluyen leche, queso, yogur, verduras de hojas verdes y cereales fortificados.

§ Tenga en cuenta que el sobrepeso le supondrá un sobre esfuerzo y una sobrecarga a la prótesis, disminuyendo su eficacia y vida media.

Instrucciones antes de la cirugía

Debe tener preparado todo lo necesario tanto médicamente como personalmente antes de la intervención:

Para llevar al Hospital:

Estudio Preoperatorio: Informe del Anestesista y su Consentimiento Informado, Resultado de los análisis, Electrocardiograma, Radiografías de tórax, de pelvis y cadera a intervenir (si no está archivado en el ordenador del Hospital donde le van a intervenir).

Autorizaciones adecuadas de su Aseguradora de Salud.

Consentimiento Informado de la cirugía, firmado.

Listado actualizado de medicación que toma (y si es posible, llévesela por si en el Hospital no tuvieran exactamente la misma, evitando sufrir variaciones innecesarias).

Muletas y/o andador.

Las cosas de aseo, pijama/camisón, zapatillas cerradas en el talón y bata o ropa que desee utilizar para estar cómodo durante el tiempo de hospitalización.

Higiene adecuada para la intervención:

o Uñas de pies y manos limpias y sin esmalte.

o Tome una ducha y lave el cabello la noche anterior o el mismo día de la intervención. Bañarse ayuda a reducir la cantidad de bacterias en la piel y puede reducir el riesgo de infección después de la cirugía. Use toallas limpias y si es posible, báñese con jabón de clorhexidina. No utilice lociones, cremas o polvos después.

o Si se ducha la noche anterior, duerma con pijama y sabanas limpias.

o Duerma bien. Es importante descansar bien antes de la cirugía.

El día de la intervención quirúrgica:

o No coma ni beba nada después de la hora que le indicaron (trozos de hielo, caramelos o chicles, no están permitidos). No debe tomar productos sólidos 8h antes y no debe tomar líquidos 6h antes de la cirugía.

o Tome solo los medicamentos que le indicaron tomar, con un pequeño sorbo de agua (por ej. medicación para la hipertensión).

o Evite usar maquillaje, ni joyas.

o No se inyecte insulina a menos que se lo indique expresamente.

o Suspenda sus medicamentos antidiabéticos orales (pastillas) la mañana de la cirugía.

Ingreso en el Hospital

Al llegar al Hospital, tendrá que gestionar su ingreso en el mostrador de Admisión donde le solicitaran sus datos personales, identificación y las autorizaciones de su Seguro de Salud. Le acompañaran a la habitación, mostrándole los distintos dispositivos y su uso (llamadores, teléfono, baño, funcionamiento de la cama, etc.). La enfermera le controlará los signos vitales (frecuencia cardíaca, temperatura, tensión arterial, etc.) mientras le irá preguntando sobre sus alergias, enfermedades, medicación que toma, etc. Le indicará que antes de ir a quirófano debe vaciar la vejiga.

Para ir a quirófano, se tendrá que quitar las gafas, lentes de contacto, audífonos o prótesis dentales móviles. Tendrá que quitarse toda la ropa (incluida la ropa interior), se pondrá la bata que le faciliten y se introducirá en la cama, en la cual le trasladarán al quirófano.

Quirófano

Al llegar al área quirúrgica, se presentará el Personal de Enfermería que estará con Vd. durante toda la intervención, el Anestesista que le va a atender y saludará a su Cirujano. Le pondrán una vía intravenosa (un catéter flexible, ya que se extrae la aguja que facilita su inserción) con un suero y por ahí le irán inyectando el antibiótico profiláctico y toda la medicación necesaria para un tratamiento adecuado a esa intervención.

Anestesia

Para este tipo de intervención (PTC), por su seguridad, se suele utilizar anestesia regional combinada con sedación. Esto supone que le inyectan anestésico en la espalda, y aunque está despierto no siente dolor. La sedación le permitirá estar tranquilo en un estado de duermevela. También es posible utilizar una anestesia general (dormido del todo con control artificial de su respiración)

La cirugía se realiza en aproximadamente dos horas y después pasa a una sala de vigilancia continua durante otras 2 ó 3 horas más. Mientras esté en el quirófano, sus acompañantes podrán esperar en la habitación y el cirujano les informará cuando termine todo el proceso.

Reanimación

Antes de ser trasladado a su habitación permanecerá en la Unidad de Recuperación Postquirúrgica durante 2-3 horas. Mientras esté allí:

• Controlarán sus signos vitales (frecuencia, tensión arterial, saturación de oxigeno, nivel de dolor, etc.).

• Le harán preguntas para determinar si la anestesia se está pasando.

• Comenzarán a administrarle medicación para el dolor.

• Si tiene frío, le abrigarán con mantas de aire de calor.

• Le administrarán oxígeno para ayudarle a recuperarse.

• Llevará un drenaje en la cadera que será retirado al día siguiente.

• Puede ser que lleve una sonda urinaria para vaciar la vejiga las primeras 24h tras la cirugía.

• Es posible que antes de ir a su habitación le realicen una radiografía de la cadera intervenida.

Hospitalización

Después de su estancia en la Unidad de Recuperación Postquirúrgica, será trasladado a la habitación de hospitalización. Es normal dormirse y despertarse, hasta que los efectos de los sedantes desaparezcan por completo. Debido a que es importante descansar tanto como sea posible, les recomendamos a los amigos y a los familiares que limiten sus visitas.

Mientras está en la habitación del hospital, su personal de enfermería:

• Controlará sus signos vitales con frecuencia.

• Revisará su incisión.

• Le administrarán líquidos, analgésicos pautados y antibióticos intravenosos.

• Revisará el drenaje y la sonda urinaria.

• Evaluará la prevención de coágulos de sangre y le administrará Heparina subcutánea como profilaxis de estos.

Normalmente, al día siguiente de la intervención, le retirarán el drenaje, la sonda urinaria y tras el aseo le ayudarán a levantarse y sentarse en el sillón. Recuerde que NO debe levantarse de la cama sin ayuda.

El cirujano indicará cuándo puede comenzar a caminar con ayuda del andador o con las muletas (suele ser el segundo día tras la cirugía). Comience con distancias cortas, y progresivamente vaya aumentando las distancias. Debe dar varios paseos a lo largo del día, alternando con los ejercicios a realizar en la habitación y el reposo en cama.

Normas posturales tras la cirugía con Prótesis total de cadera:

• Los primeros días tras la cirugía se aconseja mantener las piernas separadas (caderas en abducción). Para ello se puede colocar una almohada (colocada longitudinalmente) entre las piernas.

• Cuando esté tumbado no debe rotar las piernas hacia fuera, los dedos del pie estarán siempre hacia arriba.

• Debe sentarse siempre en silla alta y con reposabrazos.

¿Qué NO debe hacer?

o Cruzar las piernas. Mantenga la pierna operada fuera de la línea media del cuerpo.

o Doblar demasiado la pierna operada.

o Agacharse a coger algo del suelo, ni levantar cosas pesadas.

o Sobrepasar el ángulo de 90º entre las piernas y el tronco. Por ello se sentará siempre en asientos altos.

o Inclinarse hacia delante al estar sentado.

o Levantar mucho la rodilla hacia el pecho al estar sentado.

o Acostarse sobre el lado no operado. Aunque al principio, se tumbará boca arriba, no de lado.

o Girar la pierna operada hacia dentro ni hacia fuera. Debe mantener la cadera alineada.

o Cuando esté de pie, no gire el cuerpo sobre la pierna operada.

¿Qué cuidados hay que tener tras la cirugía de Prótesis total de cadera?

Al alta hospitalaria se le entregará la prescripción de analgesia pautada, que normalmente será alternando dos medicamentos cada 4-6h según el dolor y, debe ser estricto al tomárselos para mantener unos niveles de analgesia adecuados, ya que una vez que se instaure el dolor le costará disminuirlo.

También comenzará tras la cirugía el tratamiento preventivo con Heparina subcutánea, que debe mantener por lo menos un mes y medio tras la cirugía (dependiendo de la actividad que pueda llegar a hacer).

La herida no debe mojarse y se mantendrá tapada por un apósito que no hace falta cambiarlo si no está sucio o levantado. En caso de estar sucio, la herida se debe limpiar con unas gasas estériles, suero fisiológico/desinfectante.

Se le comenzará a retirar las grapas de la herida (la mitad) a partir de los 15 días de la cirugía (previa petición de hora en la consulta), para asegurarnos de que la herida está cicatrizando adecuadamente.

Tras el alta hospitalaria acudirá a consulta en varias ocasiones, hasta alcanzar el mejor estado posible para su patología, pudiendo preguntar y consultar todas las dudas que tenga. Es posible que experimente molestias en la cadera operada, y que le resulte difícil dormir por la noche. Esto es parte del proceso de recuperación. Tómese regularmente el analgésico (cada 4- 6h según tenga más o menos dolor) y tenga en cuenta que levantarse y moverse un poco, alivia algunas de las molestias.

Recomendaciones para la vida diaria con prótesis total de cadera

A continuación, vamos a ir indicando ejercicios y recomendaciones en la vida diaria para pacientes portadores de prótesis total de cadera:

1) Normas posturales tras la cirugía con Prótesis total de cadera.

Se seguirán las indicaciones reseñadas anteriormente con este título.

2) Ejercicios para realizar tras la cirugía:

Al principio le costará hacer alguno de los ejercicios, pero poco a poco irá cogiendo fuerza, habilidad y se irá recuperando, por lo que podrá realizarlos con menos esfuerzo. ¡No deje que le decaiga el ánimo! ¡Vd. puede!

Estos ejercicios los puede comenzar a realizar suavemente desde el momento que se le pase la anestesia y el dolor se lo permita.

Pulmonares. Realice respiraciones profundas periódicamente para expandir los pulmones. Tumbado en la cama:

Cuádriceps: Apriete el músculo del muslo durante 5-10 segundos y a continuación relájelo durante 30 segundos. Repita este ejercicio 10 veces y descanse un rato. Para comprobar que lo está haciendo de forma correcta coloque la mano encima del muslo y notará la contracción del músculo.

Actividades de contracción de cuádriceps tumbado. Guía práctica para pacientes con Prótesis Total de Cadera IMTRA
Tumbado contracción cuádriceps

Glúteo: Apriete los músculos glúteos durante 5-10 segundos y a continuación relájelo durante 30 segundos. Repita este ejercicio 10 veces y descanse un rato.

Ejercicios isométricos de glúteos. Guía práctica para pacientes con Prótesis Total de Cadera IMTRA
Isométricos de Glúteo

• Flexión y extensión de ambos tobillos: Doble el tobillo hacia arriba y hacia abajo, contrayendo los músculos de la pierna. Puede realizar el movimiento con los dos tobillos a la vez o uno y después el otro. Esto lo hará durante 2-3 minutos cada cuatro horas del día. Este ejercicio favorece la circulación.

Ejercitar los tobillos tumbado. Guía práctica para pacientes con Prótesis Total de Cadera IMTRA
Movilización de tobillos

• Elevación de la pierna: Con la pierna estirada, apretando el músculo del muslo, intente levantarla del plano de la cama unos centímetros. Manténgala elevada 5-10 segundos y bájela lentamente hasta volver a apoyarla en la cama. No permanezca sentado o de pie durante mucho tiempo. Puede echarse una siesta si está cansado, pero no permanezca en la cama todo el día. Las caminatas cortas y frecuentes, tanto en el interior como al aire libre, son la clave para una recuperación exitosa. Recuerde que cierta inflamación es habitual tras la realización de los ejercicios, caminar o permanecer mucho tiempo de pie.

Ejercicios tumbado levantando la pierna. Guía práctica para pacientes con Prótesis Total de Cadera IMTRA
Tumbado elevar pierna

3) Recomendaciones en la vida diaria:

• Mantenga una correcta iluminación en las salas donde realice movimientos de traslado, incluso por la noche (con acceso fácil al interruptor).

• No utilice prendas que le dificulten la movilidad, utilice ropa cómoda que no provoque compresión de la extremidad intervenida.

• Asegúrese de tener un buen descanso diario, fundamental para recuperarse de la intervención.

Movimientos cotidianos

Levantarse de la cama (por el lado de la cadera intervenida): acérquese al borde de la cama, saque primero la pierna operada en posición horizontal estirada, y saque a continuación la pierna sana. Sentado en el borde de la cama, levántese apoyándose en la pierna sana y en las muletas o andador.

Cómo levantarse de la cama. Guía práctica para pacientes con Prótesis Total de Cadera IMTRA
Imagen Editorial DAE

Acostarse (por el lado de la cadera intervenida): Siéntese en el borde de la cama, suba a la cama la pierna no operada y después la pierna intervenida manteniéndola estirada.

Sentarse: Agárrese a los brazos de la silla y manteniendo la espalda recta, siéntese con la pierna operada estirada, después puede flexionar la rodilla. Recuerde que debe mantener el ángulo de 90º, evitando sentarse en silla o sillones bajos o blandos. Recuerde también no cruzar las piernas y manténgalas separadas unos 8-16cm. Para levantarse de la silla, seguirá el procedimiento inverso: estira la pierna intervenida, se apoya firmemente sobre los reposabrazos de la silla y procede a levantarse, apoyándose en la pierna no intervenida.

Recomendaciones para sentarse. Guía práctica para pacientes con Prótesis Total de Cadera IMTRA
Imagen de la Editorial DAE

Viajar en coche: Durante las 6 primeras semanas, sólo si es imprescindible. Evite viajes largos y descanse cada 30-45min, saliendo del coche, movilizándose y caminando unos minutos para no entumecerse demasiado. Al entrar en el coche: eche al máximo hacia atrás el asiento y elévelo si es posible, si es necesario coloque un cojín o una manta doblada amplia en el asiento (para elevar el nivel de este), puede cubrirlo con una bolsa de plástico para resbalar con mas facilidad. Póngase de espaldas al asiento, estire la pierna operada y baje lentamente hasta sentarse. Luego gire el cuerpo y piernas para introducirse en el coche y póngase de frente.

Realizar la higiene personal: Es más aconsejable que usted se duche en lugar de bañarse. Coloque un taburete alto o el inodoro portátil dentro del baño y siéntese en él mientras se ducha para evitar caídas y resbalones. Utilice barandillas o apoyamanos, así como superficies antideslizantes en la ducha.

Caminar: Utilice adecuadamente los dispositivos de ayuda (bastones y/o andador). No camine sobre terrero irregular (campo, calle sin asfaltar, etc.)

Subir y bajar escaleras: Solo cuando domine de forma correcta la utilización de muletas o bastones. Nunca comenzará a realizarlo sin compañía ni apoyo de alguien. La pierna sana es la que debe soportar el peso del cuerpo tanto al ascenso como al descenso. Suele ser útil recordar: “la pierna sana sube primero y baja la última”. o Subir escaleras: Primero apoye en el escalón la pierna sana, luego la operada y por último apoye los bastones. o Bajar escalones: Primero baje los bastones, luego la pierna operada y después la sana (igual que al caminar).

Subir y bajar escaleras. Guía práctica para pacientes con Prótesis Total de Cadera IMTRA
Imagen de Editorial DAE

Más recomendaciones

Para calzarse y ponerse los calcetines: Utilizar calzadores de mango largo y pedir ayuda para ponerse los calcetines. Utilizar zapatos de cierre elástico, por ejemplo, para no tener que agacharse para atar cordones.

Calzado: Debe utilizar zapatillas, y luego zapatos, cerrados por detrás, de modo que el pié quede recogido y no exista peligro de que se le salga la zapatilla y pueda caerse. Utilizar calzado de suela antideslizante y con un poco de alza para evitar la hiperextensión de la rodilla.

Dieta. Reanude su dieta e incluya alimentos ricos en proteínas (pescado, carne, huevos, legumbres, leche y nueces), verduras y frutas frescas, para favorecer la cicatrización. La falta de apetito es común después de la cirugía, por ello realice pequeñas comidas muy a menudo. Durante el proceso de curación, el cuerpo necesita una mayor cantidad de calorías, proteínas, vitaminas A y C, coma alimentos variados. Beba al menos 1500ml de agua al día.

Peso: Recuerde que el sobrepeso es perjudicial para el estado de su nueva cadera. Controlar el sobrepeso, le hará ganar destreza en la movilidad, mejorando el dolor y alargando la duración de la prótesis.

Adecuar mobiliario: Evite suelos deslizantes, alfombras, juguetes, cables, etc. Procure que no existan objetos que le impidan caminar con seguridad. En el cuarto de baño utilice elevador en el WC y tenga especial cuidado en colocar antideslizante en el baño o ducha.

Levantar objetos. No levante nada pesado después de la cirugía. Evite levantar objetos en una posición donde necesite ponerse de cuclillas o agacharse.

Puede presentar estreñimiento como consecuencia de la medicación que se le ha administrado y/o como resultado de la disminución de la actividad después de la cirugía. Para prevenir el estreñimiento, se le recomienda alimentos con alto contenido en fibra tales como, fruta fresca, vegetales y cereales, al igual que debe beber 1,5-2 litros de agua cada día.

Actividad sexual, después de la prótesis articular muchas personas se preocupan acerca de la reanudación de la actividad sexual. Generalmente, es seguro reanudar la actividad sexual ocho semanas después de la cirugía, siempre y cuando no haya dolor importante. Inicialmente, estar tumbado será la posición más segura y más cómoda. A medida que su cadera se cura, usted será capaz de tomar un papel más activo.

Evite arrodillarse, agacharse, inclinarse hacia adelante o cualquier posición que ponga a la nueva articulación bajo tensión extrema.

• Revisar las gomas de apoyo de muletas y/o andador. Si están desgastadas, hay que renovarlas. Este tipo de recomendaciones no suelen indicarse en una guía práctica para pacientes con prótesis total de cadera, sin embargo, resultan fundamentales para evitar lesiones o complicaciones en las fechas posteriores.

Signos de alarma

Más allá de todas las indicaciones de esta guía práctica para pacientes con Prótesis Total de Cadera, si aparecen estos signos debe ponerse en contacto con su médico:

• Dolor agudo y súbito.

• Exudado o sangrado a través de la herida.

• Separación de los bordes de la herida.

• Rotación externa de la pierna intervenida.

• Acortamiento del miembro.

• Imposibilidad para el movimiento.

• Su pantorrilla se hincha, está dolorida, caliente o enrojecida.

• Fiebre (temperatura igual o superior a 38ºC) durante 24h.

Instituto Madrileño de TraumatologíaDr Galindo Andújar

Guía práctica para pacientes con prótesis total de cadera realizada por Elena Miguel Poza (Enfermera Coordinadora)

Validado por Dr. E. Galindo Andújar (Especialista en C. Ortopédica y Traumatología)